Discurso "La fuerza en cada uno de nosotros"


En las profundidades del invierno aprendí que en mi interior reposa un invencible verano"
-Camus

 El día de hoy les presentaré un tema -que en mi opinión- ha sido manejado por muchos ponentes desde diferentes puntos de vista extremistas en donde nos exponen hermosas utopías, o por el contrario, acaban con nuestras esperanzas y aspiraciones. Dicho tema no tiene un título con el cual se pueda clasificar, pues considero que es tan profundo e inmarcesible que nos compete a todos los seres humanos, especialmente a niños y jóvenes que se encuentran en un proceso formativo.
Pero para dar una idea a la audiencia, será oportuno enunciar una frase que se ha convertido en mi lema de vida:

 'Se una luz en un mundo comúnmente oscuro'.

 En esencia esta frase captura la resiliencia humana y esa fortaleza que yace en nuestro interior durante los momentos más difíciles. Me permito compartir con ustedes que he tenido el privilegio de conocer a personas que han sobrevivido batallas tan duras como enfermedades terminales, disoluciones familiares y problemas mentales. Podría parecer inverosímil, pero con mi edad se me ha permitido ver el mundo a través de otros ojos y me ha tocado jugar el papel de torre indestructible que bien sé muchos se han visto obligados a adoptar como modo de vida.

 Y por supuesto que no, no trato de pintar una realidad romántica sobre situaciones tan complicadas como las mencionadas anteriormente. Por eso es que aclaro que al decir 'privilegio' me refiero a lo impactante que es conocer desde dentro a personas que se deslizan en nuestro mundo de manera natural cuando en verdad cargan con realidades muy distantes a la nuestra.
Hasta cierto punto es una sensación inefable que te deja una huella permanente. Cambias para siempre.

 Porque cuando conoces a alguien que lucha contra el lupus, alguien que soporta úlceras en el estómago o que es incapaz de hacer cualquier actividad física sin tener que revisar el nivel de su presión; cuando compartes tus días con una persona a quien su cerebro le hace imposible levantarse de la cama, que lo hace cuestionar y dudar de todo, o que lo obliga a tomar pastillas para evadir alucinaciones y poder dormir. En el momento en que alguien se acerca y te confía que no conoce a su mamá, que su papá se fue de casa cuando tenía seis años, que han abusado sexualmente de ella o que la abandonaron cuando niña y ni su propia fecha de nacimiento sabe...
Cuando conoces a alguien que ha pasado por todas esas calamidades y que a pesar de todo eso logró superarse y salir adelante y además impregna sus días con una intensa pasión que te empapa de amor por la vida a través de su indeleble sonrisa. Cuando eres bendecido con la compañía de seres tan especiales te replanteas todas las nimiedades por las que sufres y te sientes fuera de órbita.

 Es en este punto en donde coincido con Andrew Solomon cuando dice que es en los peores momentos de nuestra vida cuando forjamos un sentido. 'Forjar un sentido consiste en cambiarte a ti. Forjar una identidad consiste en cambiar el mundo'. Encontrar un sentido a la vida y construir una identidad a base de historias no elimina todos los problemas o situaciones que has tenido que afrontar. Sin importar si son cosas que tienes de nacimiento como tu género, raza, enfermedades o discapacidades con las que tienes que aprender a vivir. Tampoco importa si la causa son acontecimientos externos que llegaron como disturbios a tu vida.

 Cuando ya ha pasado tiempo y piensas que ya no puedes soportar más. Una vez que llegas al punto más bajo te encaras con dos alternativas. Te sigues hundiendo y dinamitas todas las oportunidades que están por llegar, o encuentras el significado a todo lo que te está sucediendo y comienzas a construir tu sentido, que hace lucir precioso a todo lo que antes estaba mal.

Comentarios

Entradas populares

My therapist wants to know about my relationship with my country

People I hardly knew but still think about

Ojos de ópalo, corazón de ónix

Mirror of introspection

Bleeding